Panamá intenta salvar el jaguar con Fiona



‘Fiona', una esperanza para salvar al jaguar del peligro de la extinción

Fecha de Publicación
: 13/04/2017
Fuente: La Estrella de Panamá
País/Región: Panamá


Han pasado dos años y medio desde que ‘Fiona' fue rescatada de las manos de cazadores furtivos y salvada de las graves heridas que le propinaron sus perros en aquella ocasión.
Cuando solo tenía días de nacida, ‘Fiona' fue despojada del lado sus padres en su hábitat natural, la espesa selva tropical del Darién. Su madre fue asesinada por los cazadores y la cachorra, casi muerta, fue puesta en venta al mejor postor en la región del Bayano.
Pero estaba escrito que su destino fuera otro. El 17 de octubre de 2014, con profundas heridas en su cuerpo, ‘Fiona' fue rescatada por la Asociación Panamericana para la Conservación (APPC), un organismo cuya misión es proteger y conservar la fauna panameña.
La fortaleza del animalito era tal que a pesar de su condición de salud y tras una cirugía, logró sobrevivir. A los días, ‘Fiona' ya estaba fuerte y recuperada, quedando desde entonces bajo los cuidados de la APPC.
Allí aprendió a convivir con los humanos y algunas habilidades, poco comunes en estos feroces animales, y ahora será parte de un proyecto internacional para el rescate de la especie, pues ‘Fiona' representa la esperanza para rescatar al jaguar del peligro de la extinción.
Esta madrugada, en calidad de préstamo, ‘Fiona' fue trasladada a un zoológico en Palm Beach, Florida, Estados Unidos, para formar parte del Plan de Sobrevivencia de Especies, que impulsa la Association of Zoos and Aquariums.
La jaguar formará parte del proyecto estadounidense luego de que el Ministerio de Ambiente (MiAmbiente), la APPC y la Fundación Yaguará suscribieron dos acuerdos para la preservación de especies silvestres con la finalidad de ejecutar programas de rescate de la vida silvestre y evitar la cacería indiscriminada de sus especies.
La idea es que en el zoológico en Palm Beach ‘Fiona' identifique a un jaguar macho de alto contenido genético para obtener crías que contribuyan a incrementar la población del felino.
El traslado es coordinado técnicamente por la APPC y el Palm Beach Florida Zoo. Este proceso es supervisado por MiAmbiente, como dispone el artículo 53 de la Ley 41 de 2 de julio de 1998.
Néstor Correa, de la APPC, explicó que la jaguar será trasladada a Estados Unidos con el propósito de asegurar su supervivencia y que tenga una vida relativamente plena para su desarrollo óptimo.
Los animales criados en cautiverio como ‘Fiona' son difíciles de reintroducir al medio silvestre, dado que en Panamá los recintos donde se les alberga están en áreas con acceso al público, lo cual hace que el animal pierda el temor por las personas y las relacione con alimento, representando un riesgo para ellos, ya que se convierten en presa fácil para cazadores, según Correa.
El ministro de Ambiente encargado, Emilio Sempris, se refirió al proyecto destacando la importancia de las fundaciones dedicadas al rescate y preservación de la biodiversidad.
‘Estamos satisfechos de haber conseguido el traslado de ‘Fiona' al zoológico de Palm Beach Florida, para dar inicio al ciclo reproductivo del jaguar, en busca de enriquecer la genética de esta especie', destacó Sempris.
No obstante, Antonella Finis, directora de Áreas Protegidas y Vida Silvestre de MiAmbiente, recordó que este país ha participado de forma exitosa en otros programas similares al de rescate del jaguar, como los de conservación del águila harpía, del tapir centroamericano y de los anfibios.
El jaguar, conocido también como yaguar o yaguareté ( Panthera onca ), es el mayor félido de América y el tercero del mundo, después del tigre ( Panthera tigris ) y el león ( Panthera leo ). Pero cientos de jaguares han muerto en los últimos años.
En Panamá, la especie está en grave peligro de extinción, con menos de 250 ejemplares en total; y a nivel internacional, está calificada en la Lista Roja de la UICN como ‘especie casi amenazada'.
Su número está en declive, reduciendo sus poblaciones a menos de cinco mil en toda América, alerta el biólogo Ricardo Moreno, de la Fundación Jaguará Panamá.
Solo el año pasado, cuarenta jaguares murieron a manos de cazadores furtivos en Panamá, destacó Moreno, quien está trabajando para identificar cómo están las poblaciones de la especie de jaguar en Panamá y, a su vez orientando y educando a los propietarios y pobladores de fincas ganaderas sobre cómo convivir y conservar los animales silvestres que están aledaños a sus terrenos; y que no sean vistos como enemigos en sus tierras.
Sempris, por su parte, aseguró que MiAmbiente trabaja en una mayor regulación y vigilancia de las áreas protegidas, para evitar que las especies de fauna sean cazadas. Las multas por la caza ilegal de animales puede alcanzar hasta los $600.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs