Iniciativas en Chile de conservación ciudadana



La conservación ciudadana suma más de 300 iniciativas en Chile

Fecha de Publicación
: 02/03/2017
Fuente: IPS
País/Región: Internacional


Grupos de ciudadanos suman ya más de 300 iniciativas de conservación en Chile, que cubren 1,5 millones de hectáreas, en un país donde no existe reconocimiento o financiamiento para las áreas protegidas privadas, con propietarios que van de pueblos indígenas a millonarios locales y extranjeros.
Entre los primeros está la Red de Parques Mapu Lahual, creada 2005 por nueve comunidades de indígenas huilliches, que destinaron 2.250 hectáreas al establecimiento de una reserva natural.
Allí los visitantes pueden avistar ballenas en observatorios construidos frente al océano Pacífico o recorrer sus bosques para apreciar los alerces (Larix sibirica) y la avifauna, además de convivir con la cultura de ese pueblo, su comida o su lengua, el chezungún.
Gustavo Paillamanque, secretario de la Asociación de Comunidades Indígenas Mapu Lahual (tierra de alerces) contó a IPS que esa Red se creó con recursos propios y solo ha contado con el respaldo de algunas organizaciones ambientalistas, como el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), y con esporádicos respaldos de programas estatales.
“Primero se formó una asociación de comunidades indígenas que tenían problemas relacionados con el tema de (la explotación) del alerce. Buscamos alternativas y se visualizó el turismo”, relató desde la ciudad de Osorno, 900 kilómetros al sur de Santiago, en la región de Los Lagos.
Paillamanque criticó la falta de respaldo estatal para estos proyectos y otros comunitarios impulsados por actores privados que “están en un completo desamparo”.
“No hay ninguna regulación desde el Estado. Y como no hay regulación, no hay ninguna línea de financiamiento, ni asistencia técnica,  ni investigación.  Las áreas protegidas privadas se han autosustentado. Es bastante grave”, indicó.
Con recursos limitados, la Red logró “capacitar algunos  guías, a profesionales que delimiten las áreas y que hagan una información un poco más científica, pero es poco. Generalmente se van quedando estancados y no hay seguimiento en ninguna de las áreas”, afirmó.
En el otro extremo se encuentran enormes iniciativas, dos emblemáticas de ellas también en la región de Los Lagos.
Una es el Parque Tantauco, propiedad del millonario empresario y expresidente Sebastián Piñera (2010-2014), que cuenta con más de 118.000 hectáreas en Chiloé; y el Parque Pumalín, de 290.000 hectáreas, del también millonario empresario y ecologista estadounidense Douglas Tompkins, fallecido en este país en 2015.
Esos parques como la mayoría de las áreas protegidas privadas son de acceso público, aunque cobran por visitarlos o acampar en ellos tarifas que no están al alcance de todos.
La diversidad de tamaño, recursos y realidades que presentan las reservas privadas es enorme: las mayores de 50.000 hectáreas, las medianas de 10 a 50.000 mil, las pequeñas 1.000 a 10.000, y las muy pequeñas con menos de 1.000 hectáreas.
“Las pequeñas son la mayoría. Son administradas por oenéges, fundaciones o por sus propietarios como personas directas”, explicó a IPS el ambientalista Alfredo Almonacid, quien durante los últimos 12 años fue administrador y coordinador de la Reserva Costera Valdiviana, de 50.000 hectáreas, en la también sureña región de Los Ríos.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs