Otra fuga nuclear... El caso Almaraz

Otra fuga nuclear... El caso Almaraz

Fecha de Publicación: 06/05/2008
Fuente: deminorías.com
País/Región: España


Mientras los sucesos de la nuclear de Ascó I (Tarragona) aún siguen vivos en la memoria, y en los tribunales -los ecologistas han demandado a los responsables de la cemtral por ocultar una fuga y luego mentir sobre la gravedad de la misma-, otro "incidente" nuclear salta a la actualidad. Se trata de la central de Almaraz I, en Cáceres. Según informó el Consejo Seguridad Nuclear (CSN), en la madrugada del viernes se produjo una fuga de agua debido a un "fallo humano". El CSN hace un llamamiento a la tranquilidad y dice que no se ha producido "ningún impacto radiológico". Desde Greenpeace consideran que estamos ante una situación "clamorosa y preocupante".
En nota de prensa, el CSN explica que debido a "un fallo humano" el agua de la cavidad de recarga de la central comenzó a rebosar. "El agua que había rebosado se recogió y confinó a través de los sumideros del edificio y está siendo tratada por el sistema de tratamiento de residuos líquidos de la planta". "Una vez limpiadas las paredes por las que resbaló el agua hacia los sumideros internos,-prosigue el CSN- la central continuó los trabajos programados con normalidad".
Y añaden: "En este momento, la central se encuentra en parada por recarga de combustible, por lo que no había combustible en la vasija del reactor".
Sin embargo estos argumentos no convencen a los grupos ecologistas. Desde Greenpeace denuncian la "ausencia pública" del CSN mientras "la seguridad nuclear hace aguas por todos los lados", una situación que definen como "clamorosa y preocupante".
En opinión de la organización, este suceso de Almaraz, es el último caso dentro de una larga y creciente lista de sucesos que afectan seriamente a la seguridad de las centrales nucleares. Y ponen como ejemplo "el escape radiactivo de la central de Ascó, la rotura de barras de control de la central nuclear de Trillo o la pérdida de piezas metálicas dentro de la vasija de este reactor".
Greenpeace apunta a la confluencia de factores como "el acusado envejecimiento de los reactores, los fallos propios de una tecnología intrínsecamente peligrosa y la cada vez menor Cultura de Seguridad de los operadores de centrales como consecuencia de la falta de competitividad de la energía nuclear en un mercado eléctrico liberalizado", como las principales causas de esta situación de "inseguridad nuclear".
En este sentido, recuerdan que la media de edad de todas las centrales españolas es de casi 25 años (su vida útil técnica) y todas presentan, en mayor o menor medida, problemas de envejecimiento. En especial, la central de Santa Mº de Garoña, la más antigua en funcionamiento (inaugurada en 1971), sufre graves problemas de agrietamiento por corrosión en diversos componentes de la vasija del reactor, fundamentales para la seguridad.

Responsabilidades a Zapatero
Greenpeace reclama al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero que cumpla con sus promesas electorales y acabe definitivamente con la energía nuclear."El Gobierno socialista de Zapatero, que dice apostar por un modelo energético sostenible, debe cumplir su compromiso de cerrar las centrales nucleares de forma progresiva y sustituir su aportación energética por "energías limpias, seguras y menos costosas", como reza su programa electoral a las Elecciones Generales 2008" reza un comunicado de la organización.
"El Gobierno socialista tiene fácil cerrar las nucleares pues la viabilidad técnica y económica de un sistema de generación eléctrica basada al 100% en energías renovables es un hecho ya comprobado científicamente", -ha declarado Juan López de Uralde, Director Ejecutivo de Greenpeace. "Sólo hace falta tener la voluntad política para hacerlo. Zapatero tiene que decidirse ya entre respetar la palabra dada a los ciudadanos o sucumbir a las presiones del looby nuclear", añadió López de Uralde.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs