Biocombustibles calentó la cumbre

El debate del biocombustible calentó la cumbre UE-Latinoamérica

Fecha de Publicación: 17/05/2008
Fuente: APF
País/Región: América Latina - Internacionales - Unión Europea


Los gobernantes de América Latina y Europa debatieron el viernes fórmulas comunes para contrarrestar el calentamiento global, en un debate impregnado de la polémica sobre los biocombustibles y su presunta vinculación con la crisis alimentaria mundial.
El debate fue "intenso", dijo en el cierre de la cumbre Unión Europea América Latina el primer ministro de Holanda, Jan Peter Balkenende, explicando que los mandatarios hablaron sobre la posibilidad de adoptar una serie de normas que garanticen que los biocombustibles no pongan en peligro el abastecimiento los alimentos ni la selva.
No obstante, en su declaración final los mandatarios apenas mencionaron el tema, limitándose a defender "acciones de cooperación energética birregional, relacionadas con las fuentes de energía limpia y las no renovables" y a promover "el intercambio de experiencias en biocombustibles". El jueves, a su llegada a Lima, el presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva había considerado contradictorias las críticas a los biocombustibles, de los que Brasil es un líder productor mundial con su etanol de caña de azúcar.
"Quieren descontaminar el planeta, combatir el calentamiento global, firman el protocolo de Kyoto, y cuando Brasil ofrece un combustible no emisor de CO2, prefieren usar uno que lo emite; eso es una contradicción", dijo. Brasil es el segundo mayor productor mundial de etanol (de caña de azúcar) con 22.000 millones de litros en 2007 -el 32,6% de la producción mundial-, detrás de Estados Unidos, que produjo 28.000 millones, a partir del maíz.
Frente al calentamiento global y la disparada del precio del petróleo, Lula defiende en la región el aumento de la producción de biocombustibles, pero en los últimos meses éstos pasaron de ser el combustible ecológico por excelencia a ser cuestionados y vistos con desconfianza por los europeos y organizaciones defensoras del medio ambiente.
Ahora los combustibles 'bio' son acusados de incrementar la deforestación, aumentar el monocultivo y provocar el desplazamiento de campesinos, además de generar un aumento de los precios internacionales de los granos con el consiguiente riesgo de escasez de alimentos.
El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, matizó las críticas al alertar que "no es tan evidente" su peso en el precio de los alimentos. Europa quiere reducir en un 20% los gases de efecto invernadero en 2020 mediante un aumento al 20% de la parte de energías renovables en el consumo energético total del bloque y al 10% la de los biocombustibles en el transporte.
Una meta cuestionada en Lima por la organización ecologista Greenpeace, que advirtió que "Europa ha establecido un corte que excede su capacidad de producción, por lo que se procura que los países de América Latina se conviertan en proveedores dentro del mercado internacional, poniendo en peligro su patrimonio natural".
Para Lula, en cambio, se está evitando el debate real: "nadie quiere discutir cuánto Europa pagó para que sus productores (rurales) no produzcan ni cuánto implica un barril de petróleo a 124 dólares", dijo. Y aseguró que "hay una disputa comercial en el mundo, las petroleras están contra (los biocombustibles), los países no quieren cambiar sus matrices". La producción mundial de biocombustibles representa 1% de la producción de combustibles fósiles.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs